Embutidos mallorquines

Sin temor a equivocarnos, podríamos decir que el embutido más conocido de Mallorca es la Sobrassada, elaborada con una masa de carne de cerdo, grasa y pimentón, y que tiene una denominación de origen protegida por la Unión Europea. La sobrassada puede servirse en crudo, fría, caliente, asada, o en dulce (un contraste que no deberías perderte).

No es de todos modos la sobrasada de Mallorca, siendo el más conocido, el único embutido  de Mallorca que merece mención. Veamos los que no te puedes perder cuando visites Mallorca:

Botifarrons con la carne del cerdo cocida y conservada en una tripa, según su grado de curación puede comerse en crudo, asados o fritos.

Camaiot se elabora con un proceso similar a los botifarrons, pero en una pieza más grande. En su origen era un modo de conservar mejor la carne de cerdo. Elaborado con carne magra y grasa de cerdo, picadas un poco gruesas, sangre y especias, seguidas de una larga cocción.

Estos embutidos, y otros como la llonganisa, o las diferentes cremas de sobrassada, se sirven con uno de los más típicos acompañamientos: Pan amb oli, un pan tostado refregado con tomate natural de la tierra y regado con aceite de oliva.

Hay una feria de productos tradicionales que se celebra en octubre en el Monasterio de Lluc, un doble motivo para probar los productos típicos de la tierra mientras haces turismo. Por si necesitabas un excusa…

Fuentes: Embutidos Mallorca, Embutidos Matas

Escribe un comentario